Ayuda en Acción Perú
Seguir:

AYUDA EN ACCIÓN EN PERÚ

La Oficina Nacional de Ayuda en Acción Perú inicia su trabajo en 1988. A partir de entonces, y con el apoyo solidario de miles de socios y socias de España y otros países, ha sido posible realizar acciones para erradicar la pobreza y construir un mundo más justo y equitativo empezando por la primera infancia.

Ayuda en Acción abre sus puertas de manera oficial en el Perú, en marzo de 1988. Se establece una representación en el país con el fin de promover el desarrollo integral de las regiones más necesitadas, contando para ello con la solidaridad de miles de personas y familias españolas, que mediante el ‘vínculo solidario’ se convierten en socias de nuestra Organización, y testigos y promotores del cambio.

Nuestra práctica de intervención consiste en incidir en poblaciones vulnerables predispuestas para trabajar de manera organizada, y con ganas de salir adelante. Nos asentamos en un ámbito de acción, al cual llamamos Área de Desarrollo Territorial, para poner en práctica proyectos integrales y sostenibles, de largo aliento.

En un período de 10 a 12 años promovemos acciones de desarrollo, a través de alianzas con contrapartes locales, quienes nos acompañan en la misión de propiciar cambios sustanciales en la calidad de vida de niños, niñas, sus familias y sus comunidades, que viven en situación de pobreza, desigualdad y exclusión. Llegamos a ellos con proyectos y líneas de actuación que hemos diferenciado en: satisfacción de necesidades básicas, dinamización de las economías locales, fortalecimiento de las capacidades técnicas locales, acción humanitaria y gestión de riesgos, empoderamiento, gobernabilidad y construcción de ciudadanía, y sensibilización de la sociedad civil e incidencia en políticas públicas.

El trabajo de Ayuda en Acción, en Perú, empezó en zonas afectadas no sólo por la pobreza sino también por la violencia política que azotó las entrañas de nuestro país, tal es el caso del AD Lucanas en Ayacucho. Le siguieron las ADs Ancash (Cordillera Negra y Huaraz), el AD Tarata, en Tacna, el AD Bambamarca (Hualgayoc), el AD Chota y el AD Cutervo, en la región Cajamarca; zonas golpeadas por el analfabetismo, la desnutrición crónica, la mortalidad materno infantil y otros flagelos sociales.

En la década del 90 seguimos avanzando en nuestro compromiso por atender a las personas más necesitadas, promoviendo una cultura de emprendimiento en la familia y en la comunidad, marcando distancia con propuestas asistencialistas. En la costa del Perú, abrimos el AD Piura, el AD Lambayeque, el AD Paiján (La Libertad) y el AD Paracas Verde (Ica). Y, en la zona periurbana, concretamente en San Juan de Lurigancho, el distrito más poblado de Lima (un millón de habitantes), nos comprometimos con las personas en condición de discapacidad, que además de lidiar con la pobreza luchan día a día contra la indiferencia.

El vínculo de amistad y compromiso entre una persona solidaria y un niño o niña que vive en alguna de nuestras áreas de desarrollo, nos ha permitido en 25 años de vida institucional: construir y/o acondicionar 300 Centros de Educación Temprana, edificar 724 aulas educativas, implementar 676 centros de cómputo, alfabetizar a más de 16 mil personas adultas, introducir prácticas sanitarias en más de 6 mil hogares que se han incorporado al programa de viviendas saludables.

También hemos conseguido desarrollar 1.723 campañas de salud a en zonas rurales donde no hay postas médicas y donde el centro de salud más cercano se encuentra a horas de distancia. Hemos entregado lentes a 4.782 niños y niñas con problemas visuales, y hemos apaleado la desnutrición crónica infantil con el programa “nutrihojitas” que ha atendido a 12.321 infantes. Además, en el sector agrícola, hemos instalado 274 reservorios como respuesta a la falta de agua para riego, permitiendo que las y los agricultores diversifiquen y amplíen su producción hacia cultivos más valorados en el mercado. Sólo el año pasado hemos atendido de manera directa a más de 132 mil personas.

En el 2013, nos  encontramos recibiendo con entusiasmo, gratitud y compromiso nuestro 25º aniversario. Actualmente, estamos presente en 10 regiones del país: Cusco, Puno, Ayacucho, Huancavelica, Ica, Cajamarca, Piura, Lambayeque, La Libertad y en el distrito de San Juan de Lurigancho, en Lima; y conservamos como el primer día la emoción y la satisfacción de saber que estamos abriendo horizontes de vida digna para miles y miles de familias peruanas.