Ayuda en Acción Perú
Seguir:

Para Ayuda en Acción trabajar por los derechos de las mujeres y la igualdad de género implica que las mujeres y los hombres puedan disfrutar de los mismos derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos en todos los aspectos del desarrollo humano; del mismo nivel de respeto, las mismas oportunidades de elección; y autonomía y capacidades para desarrollar los resultados de estas opciones. Ayuda en Acción cree en la igualdad entre mujeres y hombres como derecho y como medio indispensable para mejorar los resultados en la lucha contra la pobreza.

Las metas de reducir la pobreza y alcanzar la igualdad de género son distintas pero están fuertemente relacionadas entre sí. Las desigualdades de género intensifican la pobreza, la perpetúan de generación a generación y menoscaban la capacidad de mujeres y niñas para superarla.

A menudo, las mujeres tienen menos posibilidades que los hombres para tener reconocimiento y protección legal, así como menor acceso al conocimiento e información pública y menor poder en la toma de decisiones, tanto dentro como fuera del hogar. Esta discriminación sistemática les impide aprovechar las oportunidades que las harían menos vulnerables ante la inseguridad alimentaria, la violencia y la enfermedad, los abusos, es decir, la situación de pobreza en la que se encuentran.

La experiencia de años de trabajo ha llevado a comprender a Ayuda en Acción que toda política, todo programa, todo proyecto, afecta a mujeres y hombres de manera diferente. Prestar atención a la igualdad de género es esencial para una buena práctica de desarrollo y es vital para el progreso económico y social. No se pueden maximizar ni sostener los resultados del desarrollo sin una atención explícita a las diferentes necesidades e intereses de mujeres y hombres.

Ayuda en Acción impulsa programas y acciones en este ámbito que

  • contribuyan al empoderamiento y a la promoción de los derechos de las mujeres.
  • aseguren que las voces de las mujeres y las niñas son escuchadas.
  • aseguren el acceso y control equitativo de mujeres y hombres, niñas y niños, a los recursos y beneficios de los mismos.
  • apoyen a las mujeres y a las niñas para que se respeten sus derechos.
  • apoyen el fortalecimiento de grupos y organizaciones de mujeres.
  • involucren a los hombres como agentes del cambio en la búsqueda de la igualdad de género.
  • incluyan la perspectiva de la igualdad de género en todas las campañas y trabajos de incidencia.
  • refuercen en nuestra comunicación la equidad de género, orientada a promover los valores de igualdad entre mujeres y hombres, así como a reflejar el protagonismo y capacidades de las mujeres en los procesos de desarrollo.