Ayuda en Acción Perú
Seguir:
formats

Gracias año 2017, bienvenido 2018

A puertas de finalizar el año 2017, es propicio realizar un recuento de los hitos que marcaron la pauta de nuestro trabajo, el mismo que estuvo presente en 324 comunidades de nueve regiones del país.

Hitos 2017

En el año 2017 iniciamos proyecto en el Valle del Chumbao

En febrero del año 2017, y luego de un exhaustivo análisis de indicadores de desarrollo humano y después de 6 meses de acción de confianza, decidimos iniciar un proyecto de largo plazo con el objetivo de revertir la situación de pobreza de los habitantes del Valle del Chumbao, Andahuaylas en el departamento de Apurímac.

De la mano de nuestro socio local, Huñuq Mayu, centramos nuestra atención en las comunidades Pampanza, Ccapaccalla, Paltacc y Ccompicancha. Se trata de una población rural periurbana, con alto porcentaje de quechua hablantes, sin servicios básicos de agua y desagüe, precarios y limitados establecimientos de salud, instituciones educativas, y otros que incrementan las brechas de la desigualdad. En los próximos 10 años, proyectamos dinamizar la economía local, impulsar los derechos de las mujeres y el programa de vínculos solidarios para formar niños y niñas participativos y conscientes de sus derechos.

La emergencia del Niño Costero se convirtió en nuestra prioridad

Desde principios de año, se encendió la alarma de un inminente fenómeno de El Niño Costero. En marzo, las lluvias torrenciales, huaicos, desbordes e inundaciones causaron estupor, preocupación y desolación por las familias afectadas y los damnificados. Los departamentos más críticos fueron La Libertad (26.4%), Piura (24.9%), Lambayeque (11%) y Áncash (8%).

En La Libertad se activaron quebradas dormidas por décadas, 15 huaicos arrasaron con viviendas, campos de cultivos, puentes y caminos provocando más de 23 mil damnificados entre la ciudad de Trujillo y provincias como Ascope y Gran Chimú. Mientras tanto, Piura también sufrió una de sus más grandes crisis climáticas. Uno de los distritos duramente afectados fue Cura Mori, ubicado a 45 minutos del centro de la ciudad. Piura soportó lluvias intensas de hasta 24 horas que ocasionaron desbordes e inundaciones, y miles de familias que lo perdieron todo. Nuestra misión durante la emergencia fue llevar ayuda humanitaria, desde agua, alimentos no perecibles, artículos de limpieza, artículos de cocina y otros, hasta entregar módulos de viviendas temporales para que las familias superen su condición de damnificados.

El Huaico NO se fue

Esta campaña nace como un llamado a la solidaridad para sensibilizarnos sobre la situación que familias enteras aún afrontaban meses después de que El Niño Costero trajera consigo muerte y destrucción. En La Libertad y Piura miles de familias seguían luchando por sobreponerse y renacer de manera digna.

El Huaico NO se fue se convirtió en un grito silencioso de los damnificados que continuaban viviendo en carpas, sin servicios básicos de agua luz y saneamiento, entre ellos cientos de niños y niñas que tenían que adaptarse a duras condiciones de vida. Con gran sacrifico retomaron sus clases, sin útiles ni uniformes y muchas veces teniendo que caminar grandes distancias para llegar a la escuela más cercana. Durante meses tuvieron que comer los mismos alimentos, en olla común.

¿Por qué #AyudaAMásGregorios?

Nos inspiramos en la emblemática película ochentera que cuenta las peripecias de Gregorio, un niño provinciano de 12 años, que llega a Lima a enfrentarse a una dura realidad. Las injusticias por las que atraviesa, la violencia, el hambre, la pobreza y el abandono en el que vive, nos recordó la actual situación de millones de niños al interior del país.

La respuesta a este llamado de solidaridad fue generosa. Hemos crecido en solidaridad con 80 nuevos padrinos provenientes de la campaña #AyudaAMásGregorios. Con ello sumamos una base social de más 7000 padrinos peruanos para atender los 13 proyectos vigentes en nuestro país.

No es el final, es solo inicio de una nueva etapa para Ayabaca y Santa Cruz

Se concluyó un ciclo de trabajo en Ayabaca, Piura y en Santa Cruz, Cajamarca. Tras 12 años de intervención nos llenamos de orgullo y satisfacción por los avances alcanzados y aunque aún queda mucho por hacer, hemos dejado los cimientos para el desarrollo en ambas provincias.

Nuestro enfoque desplegó estrategias integradoras con la participación de agricultores, docentes, alumnos, autoridades locales. Fomentamos prácticas productivas de acuerdo a la naturaleza de cada zona, políticas de gobernabilidad democrática, reconocimiento de los derechos de las mujeres y las condiciones de vida saludables, también fueron nuestra prioridad.

La experiencia ha sido sumamente gratificante y aunque con un poco de nostalgia, nos sentimos motivados para llevar nuestra propuesta de desarrollo a otras localidades que lo necesitan.

Nuevo proyecto de Cura Mori en el 2018

Con la experiencia de nuestra participación durante la emergencia, decidimos prolongar nuestra permanencia en el albergue de Cura Mori, Piura. Se ha diseñado un plan de trabajo para una intervención de un promedio de 5 años. Nuestra prioridad es contribuir con la reconstrucción, avocándonos en la recuperación de los medios de vida de los pobladores, en especial de las madres de familias. Cura Mori lo ha perdido todo, menos la esperanza y como fundación buscamos que sus anhelos se vuelvan una realidad.

Con esta promesa despedimos el año 2017 agradeciendo a todas las personas que contribuyeron con nuestro trabajo e iniciamos el 2018 con optimismo y buena voluntad. ¡Feliz Año Nuevo para todos!

Si deseas apoyar nuestro trabajo #AyudaAMásGregorios infórmate en T. 7028600

Comentarios desactivados en Gracias año 2017, bienvenido 2018
Home Sin categoría Gracias año 2017, bienvenido 2018