Ayuda en Acción Perú
Seguir:
formats

La Arenita y el reto de ser madre

SoniaEmbarazada
Como toda madre Sonia anhelaba darle un gran recibimiento a su pequeña. Ella y su esposo Elías, jóvenes padres primerizos, en medio de la escasez y sus pocos recursos, se habían esforzado trabajando en el campo para tener algo ahorrado para cuando la llegada de su bebé. Lamentablemente todos sus planes se diluyeron con las lluvias, los desbordes y los huaicos que trajo consigo El Niño costero.
El domingo 19 de marzo, está impreso en sus memorias como el día más triste. Horas y horas de lluvia activaron quebradas que estuvieron dormidas por décadas. Esa tarde, el Río Seco desconoció su nombre y transformado en huaico se vino contra ellos con una fuerza demoledora. Lo perdieron todo, al igual que otra veintena de familias de esta comunidad perteneciente al distrito de Paiján, en La Libertad.
Sonia se sentía desconsolada, en pocos días nacería su pequeña Rosita y no tenía nada que ofrecerle. Vendría a la vida en medio de la nada, a formar parte de las 27 familias damnificadas, no obstante su sola presencia era el significado de la esperanza.
El 04 de abril, Sonia se convirtió en madre y se dio cuenta que esa palabra también quiere decir fuerza, valor, coraje y más fuerza de donde no hay. La pequeña Rosita nació en el Hospital Regional Docente de Trujillo, con una malformación congénita que dejaba expuestos sus intestinos. La señora Marilú -alcaldesa vecinal- se movilizó para conseguir ayuda, trasladó la constancia de familia damnificada al hospital para que la pequeña Rosita sea intervernida de emergencia por el Seguro Integral de Salud.
Se necesitaron dos unidades de sangre y dos operaciones. La pequeña Rosita luchó por su vida, estuvo internada un mes y dos días. Tiempo eterno para Sonia que se aferraba a la esperanza de tener a su niña entre sus brazos. Cuando al fin la dieron de alta, Sonia no cabía en sí de felicidad. Haber perdido todo no era nada comparado con la posibilidad de perder a su Rosita, la niña que ha llegado a La Arenita para hacerla florecer y renacer.
Una Rosita en La Arenita

La pequeña Rosita ha llegado a La Arenita para hacerla florecer.

Una Rosita en La Arenita

Ayer Sonia recibió otra grata noticia, su Rosita ya no dormirá en una carpa, ahora estará cobijada bajo un techo temporal con mejores condiciones de habitabilidad. Fernando Mudarra, director de la Fundación Ayuda en Acción le hizo entrega del acta que la avala como copropietaria de un inmueble de dos ambientes, a base de madera prensada, piso de concreto y dos ventanas para la iluminación y ventilación.

Sonia, su esposo Elías y su pequeña Rosita constituyen una de las siete familias de La Arenita de Paiján que hoy tienen una vivienda temporal para poder empezar de nuevo. “Pensamos que es de justicia el que puedan rehacer sus vidas”, sostuvo Mudarra al momento de la entrega, anunciando además que módulos como éstos, también se entregarán en la comunidad contigua de El Olivar.
La Arenita

Primera familia en recibir módulo temporal de vivienda en La Arenita.

Ayuda en Acción tiene presencia en el Perú desde 1988, trabaja de la mano de Ciedi y Predes sus socios estratégicos en la región La Libertad, y esta ayuda es posible gracias a los padrinos colaboradores que con un aporte simbólico mensual son el motor para ejecutar y mantener diversos proyectos de desarrollo social que contribuyen en la lucha contra la pobreza en el país. www.ayudaenaccion.org.pe/emergenciaperu.org
 
Etiquetado |
Comentarios desactivados en La Arenita y el reto de ser madre
Home Noticias La Arenita y el reto de ser madre